Sentir el hogar entre dos

bailarines Iris & Roberto

steckbrief-1

Iris y Roberto son un pareja especial que llevan en Múnich casi dos años. El hogar es un sentimiento para los dos. Un sentimiento en el que sienten acogidos, bien, a gusto y relajados. No importa dónde sea: el hogar puede estar en Barcelona o en Múnich, lo importante es sentirlo. Para ellos el hogar se encuentra donde está la pareja. Y ahora es Múnich, dónde son profesores de bachata en el estudio de baile  “Salsa onStage”.

“Para nosotros es el sitio dónde nos encontramos ahora. Es el lugar dónde te sientes bien, un lugar dónde no hay gente que te moleste o que te incomode.”

Un ancla importante para sentirse bien en el extranjero es la música y el baile. Iris y Roberto son bailarines apasionados. Roberto, que vino sólo a Múnich explica que la música y el baile le ayudaron a sentirse comodo en Múnich. Como en casa. Llegó a Múnich sólo sin su novia,no sabía nada, ni tenía una idea de nada. Pero cuando bailaba,se fue informando sobre lugares donde bailar y allí conoció a otras personas. El baile, la música y los otros bailares le ayudaron a encontrar su lugar en Múnich. En su opinión el baile tambien le ayudó a socializarse y a conocer gente en países extranjeros. Y cuando su novia llegó casi seis meses después el se sintió como si estuviera en casa con ella.

“Mi hogar está donde está la música.”

Los dos tienen una canción favorita “Llegaste tú” de Luis Fonsi y Juan Luis Guerra. Ellos mencionan cinco palabras después de un baile en la cancion con los ojos chispeantes y los sentimientos quee evoca la canción. Relacionan la música con el hogar y el amor, la pasion,  la felicidad, la locura y el deseo.

“Nuestra canción. Amor. Pasión. Locura. Deseo.” Lo que nosotros vemos y sentimos es lo siguente…

Los bachateros con su canción – “Llegaste tú” (Luis Fonsi, Juan Luis Guerra)

A la pregunta”¿Podeís imaginaros vivir aquí, sin este baile o sin la música que habéis mencionado?” Extasiados por el baile, ambos respondieron riendo y con fuerza “¡No!”.
Una respuesta sorprendente…

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: