Pensar y dibujar el hogar: Mi “Heimat” es mi maleta

„Damals waren wir andere Menschen. Damals waren wir anders, nicht aufgrund des Alters, der Größe und den Ideen, sondern weil die Bewohner dieses als Kindheit bekannten kurzlebigen Planeten aus der Verschwommenheit der „Nie“ und „Nimmer“ (der einzigen möglichen Heimat, und gleichzeitig ein Platz, dessen Einwohner abrupt aussterben, ein Ort, der für einige verschwindet, damit er von anderen, von denen die stets nachkommen, mehrmals besiedelt werden kann, so wie es mit einigen verlassenen Städten aus der Azteken-Zeit geschieht ) immer seltsame Tiere sind, Kreaturen die nie still halten, wenn sie eingefangen und  für das gültige Bestiarium klassifiziert werden sollen. Wesen die vollkommend anders sind als das was sie später werden,…..“

Rodrigo Fresán*, Mantra

Alejandra Gonsebatt llega a la entrevista a la hora acordada. Lo primero que me llama la atención son sus ojos de un profundo verde que miran tranquilos, pacientes. Es una mirada observadora que no exige o pide, simplemente descansa en los objetos, en las personas que mira. Un verde mirar que contrasta con sus botas rojas de cuero. En el momento en que las veo no dejo de pensar en una cartera roja que yo llevaba al colegio cuando era pequeña. De repente me siento en mi colegio de monjas de Salamanca. Huele a lápices, a cuardenos nuevos y a la merienda de galletas con mantequilla que llevaba mi compañera de clase.  Infancia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y al ver esas botas rojas, pienso también en Tapiés, el pintor catalán al que le gustaba tanto pintar “piés”, una de las partes del cuerpo a la que le prestamos muy poca atención, y no obstante una importante prologanción de nuestros pensamientos, un símbolo de la flexibilidad, de estar en camino y de nuestra relación con la tierra en la que vivimos.

La relación de Alejandra con Alemania tiene una unión muy sútil con esos piés, hoy vestidos de rojo, que la llevan, la centran pero también la mueven de un lado a otro.

Durante sus primeros años en Alemania, Alejandra pensó su hogar aquí en un lugar escondido de la infancia. En el “sicherer Ort” como lo denominan los psicólogos. En algunos de sus trabajos utilizó “mariquitas”, recortables, albumes de poesías, citas de cuentos buscando a la niña que creció en Buenos Aires, intentando que se no se perdiera en su nueva vida de Múnich.

Los recuerdos de la infancia permanecen no obstante como un cofre cerrado, un tesoro en el que nuestros recuerdos de entonces nos ayudan a afianzarnos en una nueva vida en el extranjero y que abrimos sólo en determinadas situaciones: cuando estamos al límite, en períodos de crisis y transición. Sentir “Heimat”  o pensar el hogar, necesita algo más. Según Alejandra durante su estancia en Alemania se han ido fmaleta4ormado  en ella “pequeños Heimats” , multitud de hogares que lleva  y llevará en su interior toda la vida. “Heimat” no es un termino „monógamo“. Tiene muchos „amantes“ y su definición depende de cada persona. Depende de la capacidad de relación con su nuevo entorno, de la capacidad de distanciarse o no del Heimat anterior, de la necesidad o no de „identificación“ con algo exterior”.  Su decisión es una clara afirmación de libertad, de movimiento en el nuevo hogar y esta vez es la maleta, el elemento que simboliza para ella, la seguridad de pensar el hogar.

Un sentimiento que  permanece no obstante siempre en movimiento. No es un árbol que ha echado raíces, sino la maleta en su obra o las botas rojas en su vestimenta habitual, los elementos que utiliza Alejandra Gonsebatt en sus visualizaciones del hogar. Actualmente, influenciada por los acontecimientos del momento, su obra refleja más “las dificultades de la inmigración. La integración, el ser aceptado o no por otra cultura, los problemas que trae esa integración. La desolación que se siente ante el rechazo. La esperanza que traen consigo los inmigrantes. La frustración y también la alegría”.

Begoña Prieto Peral

*Geboren in
1963 in Buenos Aires. (Historia Argentina, Planeta, Arg. 1991; Esperanto, Tusquets, Arg. 1995 und Spanien 1997.) Lebt in Barcelona.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: